ConsejosActualidad

La AEP apuesta por la retirada progresiva de las mascarillas en los centros educativos y anuncia las fechas clave

Tras la irrupción de la variante Ómicron en nuestro país y la posterior confirmación de su mayor transmisibilidad y menor impacto clínico, parece que la manera de gestionar la situación está experimentando ciertos cambios. 

De este modo, la Asociación Española de Pediatría (AEP) ha propuesto “normalizar la transmisión”. Es decir, aceptar que siga habiéndola, pero centrando los esfuerzos en prevenir los casos con mayor impacto clínico y, por tanto, centrar las energías en proteger a los más vulnerables. Este cambio de paradigma permitirá avanzar hacia una innovadora actuación donde la vigilancia epidemiológica se focalice en una serie de centros centinelas repartidos por el territorio que monitoricen la situación y las tendencias (sin tener que contar cada nueva infección que se produzca en el país).

En este nuevo contexto, y según afirman los expertos, dejará de ser importante que el virus siga circulando libremente, siempre y cuando se puedan detectar de forma ágil brotes y cambios en las tendencias epidemiológicas, así como alteraciones en el comportamiento del virus o de sus eventuales nuevas variantes.

La eliminación progresiva de las mascarillas en interiores

A pesar de que se ha demostrado que el riesgo de transmisión en interiores es de 15 a 20 veces superior que en lugares abiertos, teniendo en cuenta la incidencia a la baja, y en el contexto de “normalización” de la transmisión, los pediatras están analizando cuidadosamente cómo efectuar la transición hacia su eliminación.

En este sentido, de nuevo pariendo de la menor infecciosidad de los niños y de su menor riesgo de enfermar, consideran razonable utilizar la plataforma de las escuelas como primer paso para controlar el impacto de una desescalada progresiva de mascarillas.

“Gracias a la monitorización continuada del riesgo de transmisión en las aulas de nuestro país, hemos podido generar datos que sustentan el bajo riesgo de la eliminación de las mascarillas en los niños”, añaden los pediatras. Dado que en el entorno escolar su uso solo es obligatorio en los alumnos de 6 o más años, es posible evaluar, incluso comparar, el riesgo de infección entre aquellos que no usan mascarillas (Educación Infantil) y aquellos que sí (Educación Primaria).

Si la mascarilla en el entorno escolar fuera un elemento determinante para reducir la transmisión, se esperaría que el patrón de transmisión en Educación Infantil fuera claramente diferente del de Primaria

Calendario de retirada de mascarillas por etapas educativas 

Según indican los expertos, “la vuelta a la escolarización presencial, ininterrumpida desde septiembre de 2020 en nuestro país, ha sido un ejemplo para el resto del mundo, donde se ha podido demostrar que, siguiendo unas recomendaciones básicas, el riesgo para los alumnos y el personal adulto de las escuelas es mínimo”.  Los efectos beneficiosos de la presencialidad son claros e importantísimos para el aprendizaje, pero especialmente para la integración psicosocial y adaptativa de los menores, y es fundamental devolver a los niños una experiencia educativa normalizada y sin disrupciones.

Asimismo, destacan que las cuarentenas obligatorias de los casos positivos y sobre todo de sus contactos estrechos, en un contexto de alta transmisión comunitaria, han contribuido de forma muy disruptiva a la normalización de la experiencia escolar. “Si queremos avanzar hacia una eventual ‘normalización’ de la transmisión, debemos ir retirando progresivamente las medidas de prevención en el ámbito escolar, adaptándonos a la situación epidemiológica de cada comunidad, y siempre y cuando se pueda garantizar una monitorización estrecha del impacto de esta desescalada”.

Desde el grupo de re-escolarización de la Asociación Española de Pediatría proponen lo siguiente:

  1. Retirada de la obligatoriedad del uso de las mascarillas en exteriores para todos los alumnos.
  2. Retirada progresiva de la obligatoriedad del uso de mascarillas en interiores, con un refuerzo de los protocolos de ventilación, siguiendo el siguiente orden cronológico y por grupos de edad:
  • 1º y 2º de Educación Primaria: a partir del lunes 28 de febrero de 2022
  • 3º y 4º de Educación Primaria: a partir del lunes 14 marzo 2022
  • 5º y 6º de Primaria: a partir del lunes 28 marzo 2022
  • Educación Secundaria Obligatoria (ESO): a partir del lunes 25 abril 2022
  • Bachillerato: a partir del lunes 9 de mayo 2022

3. Continuar fomentando la vacunación contra el COVID-19, sobre todo entre los menores de 12 años

4. Restringir la obligatoriedad de cuarentena a 7 días; únicamente a aquellos niños confirmados positivos, eliminando todas las otras recomendaciones actuales.

Ver más
ConsejosActualidad

Lee también

Leave a Reply

Your email address will not be published.